AGUA con OXÍGENO

Sifon otra mitadEl agua, origen de toda vida, es indispensable para regular todos los procesos en nuestro cuerpo y en general en la naturaleza.
El oxígeno es esencial para el mantenimiento sano de las células, la rehabilitación, reparación y reproducción celular.
Desde la antigüedad, los efectos del déficit de oxígeno en el organismo han sido estudiados y desarrollados con gran atención. Desde Rhazes (865 a.C.), hasta Avicena (980 d.C.) padre de la medicina, junto a Hipócrates y Galeno quien describió la sangre rica en oxígeno como “el fluir de la vida”.

En la actualidad, la terapia de oxígeno peroral fue desarrollada en ambiente clínico por el Dr. Pakdaman en Alemania durante los años 80.
“Por primera vez en la historia de la medicina se puede realmente “beber oxígeno”, afirmó.
Es sabido que tomamos oxígeno a través de nuestros pulmones y piel;
también podemos utilizar el oxígeno contenido en los líquidos que ingerimos. La clave de muchos trastornos se encuentra en el aprovechamiento del oxígeno en las células.

¿En que se fundamenta esta terapia?
Al ingerir agua enriquecida con oxígeno, se provee a las células de mayor porcentaje del elemento vital para regenerarse y llevar a cabo sus funciones vitales.
Beber agua enriquecida con oxígeno es una de las “terapias” más beneficiosas que tenemos a nuestra disposición.

 

 

Las células sanas viven en un entorno alcalino, y oxigenado, lo cual permite su normal funcionamiento
Otto Heinrich Warburg (1883-1970).
Premio Nobel en Fisiología y Medicina en 1931.